¡Entérate!

Buscar

¿Cómo funcionan las vacunas?



📷

 Imagen de Biolegend, Inc.

Día con día, estamos expuestos ante miles de microorganismos. Sin embargo, no hay de que preocuparnos, ya que nuestro cuerpo nos protege ante estas exposiciones.

Alguna vez te has preguntado  ¿Cómo es que funciona esta grandiosa defensa?


Nuestro sistema inmune esta compuesto de distintos tipos celulares encargados de combatir las amenazas que entran al cuerpo.

Las células del sistema inmune son las encargadas de reconocer y atacar agentes dañinos para nuestro organismo. Estas células reconocen partes específicas de los microorganismos, y al identificar estas partes, saben que son algo desconocido que debe ser destruido. No obstante, no solo reconocen y matan, sino que también cuentan con la capacidad de recordar a esos agentes que nos hacen daño. De esta forma, la próxima vez que se esté expuesto al mismo patógeno, lo identificarán de manera rápida para combatirlo y que no haya una infección.

Las responsables de recordar las amenazas son los linfocitos T de memoria, capaces de reconocer infecciones incluso por décadas. Esta es la propiedad que se aprovecha para la fabricación de vacunas.

📷

 Imagen de FTM Australia

El desarrollo de vacunas se hizo debilitando a los organismos dañinos para que no tengan ningún efecto negativo al ser introducidos al organismo. De esta manera, cuando la vacuna entre al cuerpo, las células van a atacar, pero también recordarán lo que atacaron, quedándose en esa zona por si vuelve esa amenaza. Así, cuando el organismo dañino llegue, será atacado por medio de este sistema de defensa sin afectar nuestra salud.

Como soldados, estas células atacan y se quedan protegiendo, atentas en caso de que regrese esa amenaza, esta vez evitando por completo una infección.

El proceso de memoria de las células es fascinante y ha sido motivo de investigación para muchos científicos. Es maravilloso el funcionamiento de protección de nuestro cuerpo, sin embargo, para que nuestro sistema inmune funcione de manera adecuada debemos cuidarlo, teniendo una sana alimentación, durmiendo bien, realizando ejercicio físico, y, sobre todo evitar caer en estrés.

¡Protejamos y cuidemos nuestro cuerpo!


ARTÍCULOS DE REFERENCIA

Mayer, K. (2017, December 15). Persistence of Memory T Cells Explained. Retrieved December 19, 2017, from https://www.genengnews.com/gen-news-highlights/persistence-of-memory-t-cells-explained/81255280

Clem, A. S. (2011). Fundamentals of Vaccine Immunology. Retrieved December 19, 2017, from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3068582/

9 vistas